Reducen armadoras afectación por chips

Fecha: 13-02-2023

 La escasez de semiconductores (chips) destinados para la producción automotriz parece estar dando tregua a las armadoras, pues datos recientes muestran que las afectaciones se están reduciendo.

Al cierre de 2022 se dejaron de producir 741 mil 469 vehículos en la región de Norteamérica, que incluye a México.

Un año antes por la escasez de chips se dejaron de fabricar en esta misma región 2 millones 459 mil 964 vehículos.

De acuerdo con las cifras de la Industria Nacional de Autopartes (INA), la afectación se redujo en 70 por ciento en 2022 respecto al año anterior.

A nivel mundial las afectaciones en la fabricación de vehículos fueron por un volumen de 2 millones 957 mil unidades durante el año pasado, es decir, 69 por ciento menos que en 2021, reportó la INA.

En Europa la afectación en la fabricación de autos fue de 913 mil 290 unidades y en Asia del sur de 363 mil 675 vehículos.

Con el paso del tiempo las fábricas de chips comenzaron a estabilizarse de los efectos de la pandemia, por lo que el suministro de semiconductores se hizo de manera más constante y por ende se fueron reduciendo los paros técnicos que se tenían en las amadoras, refirió Saúl de los Santos, subsecretario de Planeación Económica en el Gobierno de Baja California.

De tal forma que en México se recuperó la capacidad instalada de las plantas de automóviles, lo que permitió aumentar la producción de los vehículos, en comparación con los momentos más complicados de la pandemia, destacó De los Santos.

Si bien habrá una mejora gradual en la manufactura de vehículos, por una mayor disponibilidad de chips, cada vez se demandarán más estos insumos.

«Estamos hablando de una estabilización, pero aun así con una demanda creciente, ya que los automóviles cada vez llevan más semiconductores, por efecto de la conectividad, de las funciones de autonomía, de las funciones inteligentes, del motor es eléctrico, entonces el sector automotriz seguirá demandando más chips por vehículo en los años por venir», expuso.

Por lo que se requiere seguir invirtiendo en las plantas que producirán los semiconductores, agregó.

En América del norte, EU ha invertido para incrementar la producción de chips en la región, así que México participará en ciertos procesos, como algunos diseños, en programación, ensamble, validación, sustratos e insumos, dijo.

Ante la recuperación en la disponibilidad de chips la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) estima que al cierre de 2023 o en 2024 se pueda llegar a los niveles prepandemia de la producción de autos.

Fuente: Reforma